Constructor de voluntades

Carlos Tovar (Carlín), arquitecto, diseñador, escritor y emblemático caricaturista del Diario La República, escribe sobre quién fue para él Gustavo Mohme Llona.

 

Admiro en Gustavo Mohme Llona esa virtud, que poco abunda, de unir pensamiento y acción. Empresario desde sus comienzos en la industria de la construcción, fue, al mismo tiempo, hombre de ideas e incansable vitalidad política.

La pasión constructora marcó toda su vida. Empezó edificando con cemento, pero continuó después prodigando la argamasa de sus dotes organizadoras para dar forma a una empresa de comunicación que se constituyó en el sólido bastión de la democracia y los derechos humanos que continúa siendo hasta hoy. Unió y combinó  también, como experto alarife, voluntades y almas para impulsar la unidad de las izquierdas; representó en el Congreso a las corrientes progresistas y coronó brillantemente su fructífera existencia dando nacimiento al Acuerdo de Gobernabilidad (hoy consolidado como Acuerdo Nacional) en torno al cual las fuerzas democráticas se unieron para enfrentar a la dictadura fujimorista.

Su limpia trayectoria es inspiradora para todos.

Carlos Tovar (Carlín)