La ciudadanía no se enseña, se aprende a ejercer (1/2)

La investigadora del Instituto de Estudios Peruanos (IEP), Natalia Gonzales explica que entre las metas educacionales del Estado deben estar la formación y aprendizajes paulatinos de los escolares en cuanto al entendimiento entre todas las personas dentro de un marco democrático y de respeto a la ley. En suma, que el Estado y los gobiernos deben tener en cuenta que, la ciudadanía no se enseña, se aprende a ejercer.

En la siguiente entrevista (primera parte), la especialista nos describe el Proyecto Ciudadanía desde la escuela a cargo de la Fundación Mohme y el Instituto de Estudios Peruanos. Esta iniciativa es un aporte al sector educativo, el que tiene una importancia estratégica para el desarrollo integral del Perú.

¿Cuáles son los objetivos de la Fundación Mohme y el IEP en cuanto a la educación en nuestro país?

La Fundación Mohme y el Instituto de Estudios Peruanos han unido sus esfuerzos para el diseño y la validación de un proyecto que permita trabajar ciudadanía en la escuela, en función a un contexto que presenta tres asuntos distintos.

Primero, un cambio curricular que promueve la enseñanza ciudadana en las aulas, en comparación a contextos anteriores donde el aprendizaje se centraba en la lectura y escritura. Segundo, cómo hacer, que desde la escuela los estudiantes reciban formación para mejorar la calidad de la democracia y se preocupen por ella. Y, tercero, los docentes están enfrentando una nueva carrera pública magisterial y necesitan ser capacitados para enfrentar los nuevos aprendizajes que el sistema educativo requiere.

¿Y cuál es la relación de esta iniciativa con el Ministerio de Educación?

En este momento no hay ninguna relación oficial entre nuestro proyecto y el Ministerio de Educación. No obstante, lo que buscamos es servir de apoyo a lo que este sector ha establecido en sus documentos de política pública en el nuevo estudio curricular con los cortes transversales que buscan consolidar no solamente estudiantes con buenos aprendizajes, sino formados como ciudadanos. A esto apunta el enfoque de género, de interculturalidad, entre otros.

¿Y por qué se dejó de enseñar la Educación Cívica?

Existe aquí una confusión. La Educación Cívica nace bajo la idea de una escuela modernizadora que buscaba domar a los ciudadanos.

¿Entonces hablamos de ciudadanía?

Exacto. Además, (la Educación Cívica y otras asignaturas) estaba ligada a las costumbres militares, de adherir a las personas a la Nación. Es una idea que ya no funciona en ningún currículo del mundo moderado. Lo que se busca, en la actualidad, es formar ciudadanos que se relacionen con el Estado en el marco de la ley y dentro del sistema democrático.

¿El proyecto es una propuesta educacional para reforzar el concepto de Estado?

Sí, para el Perú es un enfoque reciente que se viene discutiendo desde el 2013. Se presenta una oportunidad que no se debe perder porque cambia totalmente la forma de enseñar y el rol que debe cumplir la escuela. Entonces hay que ayudar al Estado a que eso sea posible.

Aporte a la pedagogía de la FM y el IEP

¿Por qué es importante el aprendizaje acerca de ciudadanía desde la escuela?

Es un poco al revés. Inicialmente el reto es cómo hacemos que los escolares reciban todas las oportunidades que les permitan luego ejercer positivamente su rol como ciudadanos. En tanto el colegio les permite aprender a leer, a contar y sumar bien, a aprender de ciencia, de tecnología.

En la medida que esas personas tienen la posibilidad de acceder a esas oportunidades se convierten en ciudadanos. No es que uno forma ciudadanos con conocimiento de la ley e instituciones sin oportunidades, es al contrario. Además, la ciudadanía no se enseña, se aprende a ejercer.

¿Han elaborado algunos materiales educativos?

Sí. Conforme a los principios de la Fundación Mohme y el IEP, el proyecto tiene tres dimensiones.  La primera es una dimensión pedagógica y consiste en elaborar materiales educativos que apoyen el nuevo currículum nacional para enseñar los temas a los que me he referido en la escuela y también para que los docentes refuercen los contenidos curriculares y acercarlos con lo que sucede en la realidad.

Investigar para mejorar

La otra dimensión es la permanente investigación. En alianza con la Fundación Mohme hemos buscado fondos para complementar esta intervención con procesos de análisis de la situación. Ejecutamos un primer estudio de opinión publica con padres, madres, docentes y estudiantes de escuelas públicas de cinco regiones, bajo la observación de cómo se enseñan estos temas en la escuela. Una tercera dimensión del proyecto es la difusión de estos contenidos a través del chat, seminarios, presentaciones, foros y alianzas con otras instituciones para discutir la problemática.

En cuanto al estudio propiamente ustedes hicieron la encuesta a tres diferentes sectores, los alumnos, los padres de familia y a los profesores había diferencia en las percepciones y en las opiniones.

Complementar que fueron de cinco regiones distintas. Tuvimos una primera constatación: hay un desaliento con relación al Estado, las instituciones y el orden democrático de todos estos actores.

En conclusión, el proyecto: Formación de ciudadanía desde la escuela, un esfuerzo y aporte de la Fundación Mohme y el Instituto de Estudios Peruanos, podría servir para poner en agenda y consolidar asuntos que son fundamentales para el desarrollo de la ciudadanía.