Amenazan a periodista tras difundir comunicado de defunción en Abancay

Sucedió el viernes 24 de abril. El periodista Carlos Peña Costillo fue hostigado y amenazado por dos desconocidos luego de publicar un comunicado de EsSalud, que anunciaba la primera víctima mortal por la enfermedad Covid-19 en Abancay.

A primera hora del día, Peña Costilla difundió la información que recibió de la institución de salud, a través de las redes sociales del programa que conduce, sin revelar la identidad de la persona fallecida. Dos horas después, entró una llamada a su celular. En la línea, un señor que no se identificó le reclamó sobre el anuncio de defunción, cuestionó su veracidad y amenazó con denunciarlo. Cuando el periodista abancaíno intentó explicarle que se trataba de un comunicado oficial de EsSalud se cortó la conversación.

Comunicado que difundió Carlos Peña en las redes sociales de su programa La Gaceta del Aire. Extraído de Facebook.

Más tarde, recibió otra llamada. Era otra persona que reclamaba por lo mismo, pero en esta ocasión perdió más la cordura y amenazó con buscarlo para agredirlo. Peña grabó la conversación telefónica para presentarlo ante las autoridades pertinentes y pedir garantías.

«Tengo un poco de temor porque me dijeron mis fuentes que cuando ellos fueron al lugar para retirar el cuerpo y llevarlo al cementerio estuvieron algo agresivos con el personal de la institución. De todas maneras, conociendo este tipo de situaciones, yo grabo las conversaciones. Ese día salí con temor a la calle», contó Carlos Peña a la Fundación Gustavo Mohme Llona. Desde entonces no ha vuelto a recibir más llamadas hostigadoras.

Susceptibilidad

El periodista sospecha que las amenazas provienen de personas cercanas del difunto. Una explicación que él mismo se las da sobre esta reacción es que la ciudadanía está susceptible a toda información referente al avance de la pandemia en Apurímac. Hay mucho temor. En este caso, aquellos desconocidos no querían aceptar que la muerte de su pariente fuese producto del coronavirus, sino por otra enfermedad.

La alerta fue recogida por la Asociación Nacional de Periodista, que condenaron las amenazas e invocaron a las autoridades que actúen de oficio para identificar a sus agresores.

Desde la Fundación Gustavo Mohme Llona, nos solidarizamos con el periodista Carlos Peña Costillo y rechazamos la agresión verbal y las amenazas contra el reportero. Hacemos un llamado a la ciudadanía a guardar la calma. Entendemos la sensibilidad que genera esta situación de emergencia sanitaria. Frente a este escenario, el periodismo, justamente, cumple un rol fundamental a la hora informar y orientar al público, siempre que la noticia esté verifica, sea responsable y de interés público, como en este caso.