Investigaciones de IDL-Reporteros ganan el Premio “Global Shining Light”

Las historias sobre corrupción son complejas y difíciles de desentrañar. En América, la empresa brasileña Odebrecht tramó toda una estructura criminal de sobornos que operó con impunidad por más de 15 años en distintos países de la región, siendo Perú una de ellas. Del mismo modo, en nuestro país, desde las más altas esferas del Poder Judicial se instauró una red corrupta que controlaba órganos importantes dentro de la judicatura y que influían en decisiones judiciales. No fue descubierta hasta julio del 2018.

En ambos casos el periodismo ha tenido un papel importante al revelarlas, investigarlas y denunciarlas, pero un medio digital alternativo estuvo a la vanguardia de las pesquisas, detrás de los poderes económicos y judiciales. Nos referimos a IDL-Reporteros que ganó la octava edición de los Premios Global Shining Light por sus series de informes periodísticos sobre los casos Lava Jato y Cuellos Blancos, el pasado 28 de septiembre, en Hamburgo, Alemania.

Premiación internacional. El equipo de IDL-Reporteros entre los ganadores del Global Shining Light Award, en Hamburgo, Alemania. Fuente: GIJN.

La Red Global de Periodistas de Investigación (GIJN, por sus siglas en inglés) reconoció el trabajo realizado por IDL-Reporteros, dirigidos por los periodistas Gustavo Gorriti y Romina Mella, entre 291 historias periodísticas de todo el mundo. El jurado le otorgó el primer lugar a las investigaciones Lava Jato y Cuellos Blancos en la categoría redacciones pequeñas, conformadas por menos de 10 redactores, según las bases del concurso.

“Ahora hay que consolidar las pruebas, consolidar lo que se ha hecho, desarmar las estructuras corruptas e instaurar una nueva cultura en la forma de hacer transacciones”, dijo el director de IDL-Reporteros, Gustavo Gorriti, a DW, medio informativo alemán.

Sin dudas, este premio refleja la importancia que tiene el periodismo de investigación en sociedades donde la corrupción cada vez busca nuevas formas de consolidarse sin ser descubiertas.