Jacqueline Fowks: el autocuidado en la cobertura de la Covid-19 [Video]

Desde que la Covid-19 fue noticia, no se ha dejado de informar sobre el avance y la contención de la enfermedad. Así como este mal se esparce rápidamente, los periodistas también se han desplegado con la misma velocidad para mantener actualizado al público. Pero, la abundante información que genera el paso del virus puede saturar a los reporteros. Y si a esta situación sumamos el cambio de rutina por las medidas de confinamiento puede incluso afectar su salud.

En ese sentido, la corresponsal del diario El País de España, Jacqueline Fowks, recomienda tres pautas para el autocuidado del periodista, en base a las sugerencias de los periodistas María Teresa Ronderos y Bruce Shapiro. Este segundo video, que es parte del Especial Covid-19, aconseja establecer límites para no generar agobio y, de esa manera, ser efectivos en el trabajo.

Dar un sentido de futuro

Durante la cobertura de la emergencia, a los periodistas les tocará muchas veces informar sobre situaciones desalentadoras, que inclusive puede afectar el ánimo del público. Frente a ello, Fowks recomienda también dar cabida a las noticias con sentido de futuro para las personas. Es necesario identificar «acciones encomiables» que merecen ser conocidas. Rescata, por ejemplo, la agenda de Noticias Ser que informó las iniciativas de municipios y comunidades que ayudaron a otras que se encontraban vulnerables.

Establecer un horario

«El segundo punto tiene que ver con uno mismo, el periodista como individuo», dice la corresponsal del diario El País de España. Establecer un horario para alimentarse, realizar ejercicios y descansar permitirá cuidar la salud del periodista. Sugiere que el reportero deberá desprenderse de la pantalla del monitor o del celular, en algún momento del día, de preferencia en la noche.

Limitar la interlocución con las fuentes

En las próximas semanas, posiblemente, el sistema de salud y otras áreas de de la sociedad colapsarán. Los periodistas estarán más en contacto con personas que necesitan ser escuchadas. Pero, también debe establecer «ciertos límites a las interlocuciones con las fuentes de información», aconseja Jacqueline Fokws. Los reporteros necesitan resguardarse y cuidarse. Para ello, es importante reservar algún momento del día para entablar comunicación con la familia y colegas. «Por supuesto tenemos que usar equipos de protección personal si es que llegamos presencialmente a lugares donde podríamos infectarnos» agrega.

Por último, Fowks recoge la orientación de Bruce Shapiro, quien invita a los periodistas separar un momento para expresar su lado espiritual o artístico.