La ética periodística: una lámpara que acompaña al reportero

La ética no es etérea, sino funciona como una lámpara que acompaña al periodista y que muestra el camino por donde debe desarrollar su trabajo, dijo el maestro Edmundo Cruz durante su exposición en la Feria de Libro Ricardo Palma. El reportero de investigación presentó en el conversatorio “El rol de los medios en la prevención de la discriminación y xenofobia” un esquema donde detalló las relaciones que se establecen en la actividad periodística y los principios que “alumbran” cada aspecto.

“Es un esquema empírico, en base a la experiencia, pero muy útil”, comentó mientras mostraba a los asistentes un recuadro que conceptualiza actores y factores presentes en el quehacer periodístico y en la elaboración de la noticia. 

En el centro ubicó al periodista, el principal personaje que cumple un papel fundamental: informar y formar con verdades a la ciudadanía. Se desenvuelve dentro de un espacio donde interactúa con los hechos, las fuentes, el público y que es presionado o influenciado en cierta medida por el medio de comunicación, el mercado, el Estado, los poderes fácticos y el contexto de una sociedad. A los actores los enmarcó de verde y a los factores, de celeste.

El hecho y el público

La primera relación que entabla el periodista es con el hecho. Cruz aclaró que deben ser acontecimientos de interés público. Por ello el reportero debe buscar, seleccionar y reconstruir aquellos que interesan a la ciudadanía. Para lograrlo recurre a una serie de intermediarios que le permite tener elementos del hecho. Estas son las fuentes, quienes tienen información sobre el suceso. Advirtió que es en esta relación donde surge el primer principio ético: la verdad. 

“El periodista debe acudir ante ellos para honrar el principio de la verdad. Eso sí, nunca debe dar una información con una sola versión (del hecho). Aunque la afirmación sea auténtica, recurrir a otras fuentes da la posibilidad de presentar las noticias con más riqueza”, expuso. 

Otro actor importante es el público. Según el maestro del periodismo de investigación, el reportero recolecta información para transmitirlo a la audiencia. En la relación entre la prensa y la ciudadanía aparece el principio de responsabilidad. “Si el periodista se equivoca, se equivoca el público. Si miente, engaña a sus lectores”, señaló. En ese sentido, el periodista tiene la responsabilidad de publicar noticias debidamente verificadas.  

Los factores en el periodismo

Un periodista trabaja en una sociedad que se rige bajo leyes, que tiene sus costumbres, instituciones y que finalmente influye en la labor periodística. Dentro de este panorama, Edmundo Cruz distinguió cuatro factores que ejercen presión al momento de elaborar una noticia. El Estado es uno de ellos y se encarga de administrar los servicios públicos que la ciudadanía requiere. Está dirigido por un gobierno que representa organizaciones políticas y, en ocasiones, intereses. 

Alertó que en esta relación el Estado puede condicionar el quehacer del periodista. Si es un gobierno democrático respetará las libertades fundamentales como la libertad de prensa, el acceso a la información, entre otros derechos. Pero si es una administración que no tolera la fiscalización del periodismo, podría dictar normas restrictivas que recorten su ejercicio informativo. En estas circunstancias, el principio ético que se desprende es la libertad. 

El segundo factor es el medio periodístico. “Los periodistas son los que producen la noticia, pero arriba de ellos está el editor, después, un directorio, un accionariado”, detalló Cruz el orden que hay en una empresa informativa. Explicó que el consejo directivo de un diario, una estación radial o un canal televisivo es el que marca la línea editorial. El editor se encarga de asignar las comisiones de trabajo y monitorea la labor periodística. 

Comentó que, en ciertas ocasiones, tanto los miembros del consejo directivo como el editor determinan qué es lo que no se publica. Señaló que sucede porque puede existir un vínculo amical con el implicado de un hecho. Es en esta situación donde prevalece el principio de independencia. Si el periodista no está de acuerdo con las decisiones que toma la empresa tiene el derecho de abstenerse, aconsejó el maestro del periodismo. 

El mercado es un tercer factor. Las empresas periodísticas prestan un servicio para obtener una utilidad. Cruz mencionó que estas al funcionar dentro de una economía de mercado se sostienen de los anunciantes, lo cual pueden generar presión desde las gerencias de los medios. El mismo principio de independencia debe tener presente el periodista. 

También abordó otro aspecto del factor mercado: se hace noticia con los hechos que más venda y que más tráfico genere. Por consiguiente, pervierte el principio de la verdad y de responsabilidad.   

Periodista, el centro de la ética

Los últimos factores que mencionó Edmundo Cruz en su exposición fueron la sociedad y el mundo exterior. Indicó que el reportero es parte de un grupo social que tiene una historia y una cultura, por lo tanto, sus propias costumbres, estereotipos y prejuicios. La sociedad influye en cómo el periodista interpreta la realidad. El mundo exterior, por otro lado, permite tener una mirada integral de los hechos cuando son transfronterizos. 

“La ética no está en las nubes. Está en las relaciones diarias del trabajo periodístico”, afirmó Edmundo Cruz a modo de conclusión. Para él, el periodista es el principal personaje que puede ejercer éticamente su labor, aunque también depende de su situación y de sus condiciones. 

“El reportero está en la base de la organización. Tiene esas prerrogativas y tiene obligaciones. Por eso su papel es importante”, finalizó.