Natalia González: “Es un momento en que tenemos que dar pase a la formación de mejores ciudadanos”

Entrevista a la historiadora Natalia González, investigadora principal del IEP.

Investigadora del Instituto de Estudios Peruanos (IEP) destaca el trabajo de educación a distancia hecho por el Ministerio de Educación y, en ese contexto, plantea aprendizajes menos vinculados al currículo escolar.

Por Raúl Mendoza

¿El Ministerio de Educación está en capacidad de llegar a todo el universo de escolares del país a través de la educación a distancia?

Lo primero a tener en cuenta es que el Ministerio de Educación venía organizando su inicio del año escolar con mucho orden. Y estaba todo listo en condiciones normales. Esto (del COVID-19) ha trastocado un poco todo, pero se ha respondido con profesionalismo. No es el momento de discutir ahora las posibilidades de la educación a distancia a través del internet, porque todos sabemos los problemas de conectividad y la posibilidad de muchos alumnos en regiones y en zonas rurales de acceder al internet. Quiero relievar y poner énfasis en la iniciativa que hemos visto todos los peruanos hoy en el canal 7, TV Perú.

¿Le parece que los contenidos han sido adecuados?

Canal 7 tiene repetidoras a nivel nacional, es visto en todo el país y los contenidos que han brindado a los más pequeños han sido de mucha calidad. Son contenidos que nos permiten ver que el ministerio está preocupado en acompañar a niños y niñas, y a sus maestros en esta situación difícil. No es el momento de pensar en lo que los expertos llamamos cobertura curricular, o cuánto van a aprender, sino que es una oportunidad de que el Estado, a través del sector Educación, diga presente. Los contenidos que se han vertido tienen mucho que ver con cómo enfrentar esta situación: desde los cuidados personales y las conductas que disminuyen el riesgo del contagio. Por otra parte, la posibilidad de tener entretenidos a los niños con algo que no hacen usualmente en las aulas, que es leer cuentos, entretenerse con dibujos animados de calidad, y eso hay que apoyarlo.

¿Los profesores están preparados para dictar con esta modalidad a distancia?

Nadie puede tomar el lugar de los profesores, ni internet, ni la computadora, ni la televisión. Y los profesores del país, igual que todos, estamos preocupados por sobrevivir y luchar con las contingencias que eso significa. Los que tenemos que ver con el sector educativo debemos estar listos para ayudarlos en el momento en que vuelvan a sus aulas y sus escuelas. Por ahora, así como el canal 7 está brindando información y contenidos para que los chicos aprendan en casa, así también veremos en los próximos días contenidos para que los profes se vayan preparando en casa para el regreso a clase.

En esta primera etapa de “Aprendo en casa”, la interacción profesor-alumno no va a ser muy grande.

Al día de hoy no podemos evaluar eso. Está la plataforma, seguro habrá dificultades los primeros días. Pongamos fuerza y apoyo a los contenidos del canal 7, y la próxima semana se suman los otros canales. Si logramos que el internet funcione, y los materiales que el ministerio está preparando para la plataforma, pues todo bien.

El ministerio ha dicho que empezarían con temas de familia, ciudadanía, incluso el COVID-19.

Estamos pasando un momento excepcional en el país, en el mundo. No hay que estar pensando en la cobertura curricular, las áreas del currículo, todos debemos tomar un respiro para pensar, discutir, en familia, lo que está pasando y las dificultades que tiene el país para atender esta coyuntura. Ya después, cuando volvamos a clase, nos ponemos a trabajar en la cobertura curricular, o si los materiales que hace el ministerio son de mayor calidad. Por ahora hay que olvidarnos un poco de la burocracia educativa. Hay un montón de documentos que piden las ugeles para hacer el seguimiento de las clases. En eso debemos dar un respiro a los profesores. Se ha puesto énfasis en cuántas horas de clase, cuánto aprendemos por pruebas estandarizadas, cuánto hacemos la cobertura del currículum. Pero este es un momento de aprendizaje diferente y en que tenemos que dar pase a la formación de mejores ciudadanos.

¿Hay algún aspecto positivo en esta coyuntura de educación a distancia?

La educación a distancia ha ido avanzando muy lentamente en el Perú en los últimos años. Por un problema de recursos, por las características y variedad de territorios de nuestro país, la diversidad de poblaciones. Pasada esta emergencia el ministerio podrá evaluar los esfuerzos que está haciendo ahora para tener cobertura en toda la comunidad educativa, y ese será un logro que les permitirá pensar en el futuro en estas estrategias diferentes. Ahora, no hay que olvidar que la tecnología no va a suplantar nunca lo que hace el maestro en el aula. Una cosa es lo que se aprende en el aula, el conocimiento escolar. Y otra cosa es lo que se aprende en la familia, en la sociedad. En este momento hagamos que las chicas y los chicos puedan reflexionar sobre lo que está sucediendo en la sociedad y en sus comunidades.

Algunos expertos han dicho que esta es también la oportunidad para lograr cambios en la educación.

Es una forma diferente de aprender. Cuando los escolares vuelvan a las clases, todo aquello distinto que han aprendido se puede formalizar y ser parte del conocimiento escolar. La situación nos muestra que no es suficiente aprender matemática y comprensión lectora. Lo que estamos viendo es una carencia de ciudadanía. Pero al mismo tiempo el Estado nos ha mostrado una cara que no conocíamos, que es la preocupación por sus ciudadanos. Eso es algo muy positivo que tendría que entrar en la reflexión escolar cuando podamos volver a clases.